El Outsourcing: Algo mas que el control de Costos

Tercerización de Servicios
El Outsourcing logístico continua siendo una de las opciones mas frecuentes que tanto fabricantes como distribuidores están considerando en sus políticas corporativas. Los fines que normalmente persigue una empresa la llevar a cabo la subcontratación de los servicios logísticos de un operador son la reducción de costos, por un lado, y la mejora de la calidad, por otro. No obstante, esta eficaz estrategia empresarial es considerada también por muchos como algo mas que un simple medio de control de costos.

E1 menor costo, en el menor tiempo posible y con un conocimiento más profundo de los productos y servicios que se ofrecen, es uno de los puntos donde empresarios y proveedores se encuentran en la actualidad. Las relaciones de los fabricantes con los proveedores adquieren gran importancia además cuando los primeros deciden subcontratar determinados servicios logísticos para poder así centrarse en lo que sería su actividad principal. Y es que la figura del operador logístico como tercer agente implicado adquirió cada vez más relevancia y la eficacia logística de la empresa juega un papel decisivo. En relación a la prestación de servicios logísticos, se puede observar cierta evolución hacia diferentes formas de organización empresarial dependiendo del papel que desarrolle la logística.
Así, existen empresas cuyos departamentos trabajan de forma autónoma en la consecución de la calidad y costos comunes. En éstas, normalmente, las labores de transporte las asume un jefe de almacén, que las soluciona en función de la cercanía a la agencia de servicios.
Para otro tipo de empresas el cliente y su satisfacción son su principal valor, por lo que la reducción y cumplimiento de los tiempos de entrega son fundamentales. Por este motivo, en dichas empresas se incorporan departamentos encargados de integrar algunos elementos de la cadena, a la vez que tercerizan otras operaciones. En cuanto a sus necesidades de información, las solucionan con un software estándar que les facilita el intercambio entre empresas.
Un tercer tipo de compañías sería las que llevan a cabo una planificación global de la cadena de suministros interna, el supply chain management. En este caso, el operador logística tiene la consideración de socio que realiza las tareas y ejecuta las órdenes planificadas por la empresa. Esta relación implica un esfuerzo continuo por ambas partes, ya que se trata de contratos dinámicos; la empresa tiene que tener claro qué es lo que quiere del operador y éste tiene que avanzar con los tiempos en su especialización.
Para tratar la información que generan estas relaciones se hace imprescindible el uso de EDI para el intercambio de mensajes y de un software de planificación transversal tipo ERP a lo largo de la cadena con previsiones sobre el transporte, la distribución y la producción e integrando decisiones estratégicas, tácticas y operacionales.

Motivos para Tercerizar
La reducción de costos logísticos es el principal motivo, que encuentran las empresas para subcontratación de funciones logísticas; no obstante, las causas para aumentar la trecerización de funciones logísticas son la flexibilización de los costos logísticos, al pasar de fijos a variables; la mejora de los servicios ofrecidos, al estar prestados por personal especializado; la reducción del riesgo inversión y el aumento del potencial de especialización de los operadores, al no tener que ocuparse de la distribución y poder concentrarse en sus actividades básicas. Según un estudio realizado por Arthur Andersen y The Economist Intelligence Unit, en el que han participado más de 300 altos ejecutivos norteamericanos y europeos y más de 50 organizaciones con actividades internacionales, esta eficaz estrategia empresarial es considerada como algo más que un simple medio de control de costos, convirtiéndose en la antesala de lo que están siendo hoy las empresas "virtuales", sociedades sin estructuras pesadas, ágiles y orientadas al cliente. También según dicho estudio, el tamaño de la empresa no es un factor determinante a la hora de poder tercerizar funciones. Lo que sí resulta necesario a la hora de acogerse a esta estrategia empresarial es identificar cuáles son las funciones clave; es decir, aquéllas que proporcionan la ventaja competitiva y constituyen la herencia básica de la empresa, su cultura, su visión y, en definitiva, su singular "saber hacer". Una vez identificadas las funciones claves, todas las demás pueden ser tercerizadas. Los servicios que pueden contratarse a los operadores logísticos,, son los de almacenamiento: recepción, descarga, colocación e identificación de la mercancía; preparación y expedición de pedidos: empaquetado, paletización y etiquetado; distribución: transporte y entrega de pedidos; gestión de equipos de manutención; operación total o parcial in house y gestión de stocks.
La trecerización de servicios no siempre funciona. Existen riesgos que hay que tener en cuenta, como es la desconexión respecto al cliente final por ausencia de comunicación fluida entre empresa y operador o por ausencia de un sistema que permita controlar los niveles de servicio y la satisfacción del cliente.
Otros peligros que se corren son la pérdida de confidencialidad y la "desaparición" del operador por suspensión de pagos o porque la relación costo/beneficio es poco satisfactoria para el operador.
Las causas más habituales de fracaso en la tercerización son, en primer lugar, la ausencia de análisis interno previo, que es imprescindible para determinar los niveles de servicio a subcontratar; la organización y sistema para la coordinación, control y seguimiento de las operaciones y la gestión; y los objetivos e indicadores para la medición de su cumplimiento. En segundo lugar, las relaciones empresa-operador basadas en la desconfianza, la presión excesiva y la defensa. Y, en tercer y último lugar, la no-evolución del operador al ritmo de las necesidades de la empresa.

Estudio previo
La decisión de subcontratar servicios u operaciones logísticas debe ir soportada, en un estudio más profundo, según el alcance y la importancia estratégica de lo que se pretende subcontratar, en el que se contemplen las siguientes fases: análisis interno, estudio de viabilidad de la tercerización y selección y contratación del operador logística.
El análisis interno consiste en definir los siguientes parámetros: servicios u operaciones que se llevan a cabo, los flujos de materiales, los flujos de información y sistemas de información, la organización (estructura, funciones, responsabilidades y procedimientos), medios de manutención y almacenaje, costos logísticos y niveles de servicio.
Para reducir riesgos y sorpresas desagradables es preciso "realizar un análisis de viabilidad de la tercerización en el que se contemple la selección de los servicios u operaciones a subcontratar, los posibles cambios en la organización actual, una evaluación económica del proyecto y un plan de implantación.
En cuanto al proceso de selección y contratación del operador logística se debe hacer, en primer lugar, especificaciones de tipo técnico y administrativo, junto con la definición de las distintas ofertas, de forma que se facilite el trabajo posterior de análisis, valoración y comparación de las mismas.
En segundo lugar, se debe analizar cada oferta teniendo en cuenta aspectos como las impresiones personales información se pueden dar el siguiente y último paso, que consistiría en la firma propiamente dicha del contrato por parte del operador seleccionado.
Con todo, para un fabricante resulta difícil tercerizar, y de hecho quienes toman la decisión nunca trecerizan su almacén central. "Lo habitual es que se dé la denominada logística compartida; es decir, el fabricante sigue controlando desde su almacén central los flujos de suministro a sus clientes, y sé terceriza la red de distribución
La razón principal es que por lo general los precios ofertados por el operador logístico son mayores que los propios; sin embargo no se valoran solo los costos, sino también la flexibilidad y capacidad de respuesta al mercado.

Algunas Claves un Buen Operador Logístico
El factor clave para el éxito del outsourcing es la elección del proveedor, que debe reunir una serie de características y requisitos que se pueden sintetizar en:

Los Parques Logísticos: ¿Producto estrella?
El proceso de la globalización mundial está revolucionando a todos y cada uno de los sectores de la economía . El mundo es hoy por hoy una aldea global gracias a la era de las telecomunicaciones. Los flujos de información se mueven a velocidad de vértigo y permiten la reducción drástica del tiempo empleado hasta ahora en las transacciones entre los agentes del mercado.
Uno de los sectores más beneficiados y condicionados por este motivo, ha sido el de la logística. Los operadores logísticos se han visto beneficiados por esta revolución tecnológica, con una mejora cualitativa y cuantitativa de la información a proveer a sus clientes: situación de sus envíos en tiempo real (etapa del proceso de envío en el que se encuentran, punto kilométrico exacto del trayecto), minimización de costos del servicio prestado (herramientas informáticas de gran complejidad que manejan un sinfín de variables - el sistema EDI de aprovisionamiento permanente – y que ofrecen más por menos), ampliación de los servicios prestados (consultoría logística.
Este avance en las telecomunicaciones permite fundamentalmente una cosa: ahorro de tiempo.
Si este es un factor clave en el desarrollo del sector en la actualidad, los operadores logísticos se han visto obligados a adaptar sus procesos e instalaciones para ofrecer a sus clientes el mejor servicio al menor costo y en el menor tiempo posible. Sin duda hay variables sobre las que el operador no puede influir directamente (estado de las comunicaciones por vía terrestre - carretera o ferroviaria -, marítima o aérea, el tránsito de mercancías entre países), pero hay otras en las que ellos son los únicos decidores sobre la manera de actuar. Una de ellas y sin duda de gran importancia es el diseño de sus instalaciones.

Efectivamente los operadores logísticos están mejorando el diseño de sus instalaciones para mejorar su operatividad y adaptarse a las nuevas tecnologías: un fin, ahorro de tiempo; una consecuencia, reducción de costos; un resultado, mejora de la competitividad.
Encontramos dos formas distintas de adaptación a este nuevo escenario:

Hasta fechas muy recientes, los inversores inmobiliarios centraban sus activos en el sector terciario de oficinas o el comercial con el boom de los Parques Comerciales, o el dotacional, hotelero fundamentalmente. Sin embargo, ante la necesidad de diversificar sus carteras para disminuir el riesgo o en búsqueda de mayores rentabilidades, son varios los inversores que han puesto sus ojos en el sector industrial para satisfacer la demanda de las compañías logísticas. Las bases para el éxito de este nuevo producto de inversión son:

Inversores internacionales, nacionales o tradicionales, están desarrollando diversos Parques Logísticos de este tipo en las proximidades de grandes ciudades. Asimismo, es notorio que nuevos inversores extranjeros están estudiando la posibilidad de invertir en Latinoamérica en este incipiente producto.

outubro/2001

Alejandro Sergio Uhia,
Director da Consultora LogisticsManagement - Argentina 

www.uhia.com  

Ha desarrollado los siguientes trabajos:

Esta página é parte integrante do www.guiadelogistica.com.br .